EL IDIOMA OCULTO DE LAS VELAS

"La vela posee su propio significado, y teniendo en cuenta la forma de su llama, el tamaño, los movimientos y su color, expresa diferentes cosas."
Pon positivo tu ambiente usando velas y velones para el mejor ambiente.

ABANDONO: La llama arde con debilidad y frecuentemente se apaga.

ABATIMIENTO: Es baja y en ocasiones llora.

ACEPTAR: La llama es nítida y crece.

ACERTAR: Es limpia y aumenta de tamaño.

AGREDIR: La llama chisporrotea y a veces desprende humo oscuro.

AMBICION: La llama dobla su tamaño. Si se trata de un anhelo sano es nítida.

AMBIVALENCIA: Baja y oscilante.

AMISTAD: El fuego prende bien. Es claro y se agranda si ese sentimiento a ser duradero.

AMOR: La llama coge sin problemas al primer intento. Será nítida y ascenderá con fuerza si se va a ser correspondido.

ANGUSTIA: La vela llora, desprende humo oscuro o puede chisporrotear.

AUMENTAR: El fuego dobla su tamaño, siendo nítido y muy brillante.

AUTORIZAR: Es nítida y crece.

AVARICIA: La llama chisporrotea, se consume rápidamente y en la punta de la mecha se acumulan unas bolitas de grasa. A veces el fuego da vueltas en forma de espiral.

BEBIDA: La vela llora, se extingue rápidamente y su llama puede llegar a desprender chispas o humo.

BENEFICIO: La flama es limpia y se desarrolla.

BODA: Prende sin problemas, dobla su tamaño nítidamente e incluso se llega a observar un tono más brillante en la punta.

BONDAD: La llama es clara y crece. En el centro adquiere una coloración azulada.

CAMBIO: El fuego es nítido y aumenta de tamaño si la transformación es positiva.

CESAR: La llama es baja y hasta puede apagarse.

COMPRAR: Es clara limpia y crece cuando anuncia una buena adquisición.

CONFIRMAR: La flama es resplandeciente y doblara su dimensión rápidamente.

CONSEGUIR: Es nítida y se desarrolla si el asunto va a lograrse.

CONSERVAR: El fuego es claro y no debe apagarse ni menguar.

CURAR: La llama es limpia, prende a la primera y crecerá.

DEMORAR: Arde con debilidad, llegando incluso a disminuir de tamaño.

DESCONFIAR: Puede chisporrotear, llorar o desprender humo. En ocasiones se moverá en forma
de espiral.

DESEMBOLSO: La vela llorará o desprenderá chispas.

DESISTIR: VEASE CESAR.

DESTACAR: El cirio arde nítidamente y las dimensiones de la llama aumentaran en sentido ascendente.

DISMINUIR: La llama mengua su tamaño. Si ocurriera o se apaga significa que habrá perdidas importantes.

DOLOR: La vela llora, desprende humo oscuro o chisporrotea.

EMBARAZO: La llama dobla su tamaño y adquiere una tonalidad más brillante.

EMPEZAR: Es nítida y va aumentando de volumen.

ENAMORAR: VEASE AMOR.

ENCONTRAR: El fuego es limpio, claro y crece en sentido ascendente.

ENGAÑAR: Desprende humo oscuro, da vueltas en espiral, chisporrotea y en ocasiones se apaga.

ESPERAR: VEASE DEMORA.

EXAMEN: Cuando augura suerte la llama crece brillante.

ÉXITO: La flama dobla su volumen, es nítida y en el extremo de la mecha se vislumbra una tonalidad más resplandeciente.

EXTRAVIAR: Desprende humo negro, disminuye su tamaño y por lo general se apaga.

FAMA: La llama aumenta sus dimensiones y es diáfana.

FAVOR: Crece nítidamente.

FELICIDAD: El fuego dobla su magnitud y el final de la mecha adquiere un tono más brillante.

FIAR: La flama se desarrolla con claridad.

FINANCIAR: Crece nítida.

FINGIR: El fuego desprende humo oscuro, chisporrotea e incluso se apaga.




Para obtener Precio visite nuestra Lista de Precios actualizada



 

Volver Pagina de Inicio